Stoltenberg dice que dialoga con Turquía para «encontrar una salida» y asegurar que Finlandia y Suecia se unan a OTAN

MADRID, 30 (EUROPA PRESS)

El secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, ha asegurado este lunes que está dialogando con Turquía, «tomando en serio sus preocupaciones» sobre la anexión de Finlandia y Suecia, para «encontrar una salida» y «asegurar» que dichos países se unen a la Alianza Atlántica.

Así se ha pronunciado Stoltenberg en una entrevista en la Cadena COPE, recogida por Europa Press, en la que ha expresado que «celebra» la posición de Finlandia y Suecia en este sentido porque, según ha defendido, «es algo histórico que también demuestra que Rusia no decide quién tiene el derecho de entrar en la OTAN». «Cada nación independiente elige su camino, como ocurrió con España hace 40 años, y Rusia no tiene nada que decir», ha apostillado.

En este sentido, sobre el conflicto bélico en Ucrania, Stoltenberg ha revelado que «no sorprendió» la invasión porque la OTAN ya la predijo el pasado otoño. «Alertamos una y otra vez sobre la acumulación militar rusa y sus planes de invadir», ha añadido, a la par que ha insistido en que «es inaceptable el uso de la fuerza contra una nación independiente y soberana en Europa».

Sin embargo, también ha subrayado que, en concreto, la OTAN «no está en guerra» y que son los aliados de la Alianza los que proporcionan apoyo «al valioso socio» que es Ucrania. «Para ayudarles a defender el derecho a la autodefensa que está recogido en las Naciones Unidas», ha explicado.

Asimismo, ha señalado que la OTAN no está directamente involucrada porque «una escalada en esta guerra» causaría «mucho más daño, mucho más sufrimiento y eso sería mucho más peligroso para miles de personas en Europa», ha apostillado Stoltenberg.

POLÍTICA EXTERIOR Y DEFENSA.

Preguntado por la política exterior y la defensa de Europa, el secretario general de la OTAN ha insistido en que ahora se trata de «una Rusia mucho más activa, un patrón que se ve desde hace muchos años, especialmente, desde la primera invasión de Ucrania en 2014», al tiempo que ha recordado las actuaciones rusas en «el uso de la fuerza contra Georgia, los brutales bombardeos en Alepo o la participación rusa en la guerra de Siria».

Por ello, Stoltenberg ha indicado que la OTAN ha implementado el «mayor refuerzo en defensa desde la Guerra Fría», que también ha contado con el apoyo del Gobierno de España. «Estuve con Pedro Sánchez en Letonia, sé de su fuerte compromiso personal con la OTAN. He visto a los soldados españoles, su valentía y su profesionalidad, y tenemos que asegurarnos de que enviamos un mensaje claro de disuasión y de defensa no para provocar el conflicto, sino para asegurar la paz en todos los territorios de la OTAN», ha indicado.

NEGOCIACIÓN COMO ÚNICA SALIDA

Sobre el fin de la guerra en Ucrania, Stoltenberg ha mencionado que se trata de «una guerra impredecible» y ha expresado su «plena confianza» en el liderazgo político de Ucrania. «Al final tienen que ser ellos los que juzguen las negociaciones, qué aceptar y qué no aceptar. Nuestra responsabilidad como países que creen en la democracia y en la libertad es apoyar a una nación democrática que está siendo atacada por un régimen antidemocrático como es Rusia», ha valorado.

Así, ha opinado que «casi todas las guerras terminan en las mesas de negociación» y que «lo que pasa en la mesa de negociación depende totalmente de la fuerza y la situación en el campo de batalla». Por todo ello, ha puesto especial énfasis en dar apoyo a Ucrania «para fortalecer su posibilidad de obtener una solución aceptable» en el marco del diálogo.

DAÑOS ECONÓMICOS

El máximo responsable de OTAN ha destacado que se trata de «una guerra brutal principalmente para las personas que mueren en Ucrania, niños, mujeres, miles de personas que son inocentes», pero también ha reconocido su «brutalidad» de cara a las «graves consecuencias» en toda la economía mundial.

«También, por supuesto, para personas que sufren pobreza en África y en todo el mundo, que ahora están sufriendo el aumento del precio de los alimentos», ha añadido.

Al respecto, Stoltenberg ha diferenciado que este aumento «no ha sido causado por nuestras sanciones sino por el bloqueo ruso de los puertos ucranianos» y ha culpado directamente al presidente de Rusia, Vladimir Putin: «Esto es responsabilidad del presidente Putin, por haber hecho que sufran millones de personas en el mundo el elevado precio de los alimentos y de la energía».

Igualmente, ha puesto en valor el trabajo de los aliados de la OTAN que «están involucrados con todos sus esfuerzos para conseguir que salga la máxima cantidad de grano y comida de Ucrania por tierra, trenes, por carretera», pero ha incidido en que el problema es la capacidad. «Lo importante es abrir las rutas marítimas para poder transportar el grano, pero desde luego eso es difícil y, de nuevo, la culpa es de Rusia que no libera los puertos ucranianos», ha apostillado.

«MIRAR HACIA EL SUR»

Finalmente, el secretario general de la OTAN ha subrayado la necesidad de la Alianza de «mirar hacia el sur». «No se puede dar el lujo de elegir mirar al este, al norte o al sur, tenemos que mirar a todas las direcciones y ocuparnos de ello», ha reclamado.

Siguiendo este hilo, ha rememorado sus acciones en Afganistán y en Irak para «luchar contra el terrorismo», donde ha puesto en valor la presencia de soldados españoles en la misión de la OTAN. También ha hecho referencia a sus acciones, «ayudando a la lucha terrorista, controlando fronteras, con defensa y con muchos otros esfuerzos». «Pero espero y deseo realmente que demos un paso adelante y haya muchos avances», ha afirmado.

Comenta

Deja una respuesta

Tu mail no será publicado.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.