Actualidad

Stop accidentes: un nuevo sistema que modifica el sistema de señalización

/COMUNICAE/

No más víctimas derivadas de señalización de averías en autopista. Stopvia presentó ya en 2016 su sistema «Triángulos Robotizados» que se desplazan automáticamente de forma autónoma desde el vehículo al punto exacto de señalización (50 m)

El empresario asturiano, Emilio Álvarez, fundador de varias empresas, caso de Interfilm & Logi, ha desarrollado un sistema que evita que el conductor de un vehículo, ante avería en autopistas, tenga que transitar por el arcén para la colocación de los triángulos reglamentarios. Por cuanto éstos «viajan» solos al punto exacto de señalización, regresando del mismo modo al vehículo una vez superada la incidencia.

El proyecto, tras 4 años de trabajo y gestión administrativa relativa a patentes industriales, marcas y gestión de derechos intelectuales, el sistema Stopvia ya está en fase de prototipos y pre comercio del medio. Sin embargo, llega ‘Goliat’, ya que la excelente idea de Emilio Álvarez, tras distintas publicaciones, no pasó desapercibida a una poderosa multinacional del automóvil que trata de apropiarse del sistema y hace publicidad del medio como idea propia, ignorando la legalidad vigente y cuantos derechos se deriven de las patentes ya firmes y otorgadas el pasado año 2016 , como así consta en OPME,UE,etc.

Es decir, el proyecto de Emilio se encuentra afectado ante la llegada del ‘Goliat de turno’, una poderosa multinacional que presenta un sistema dentro de la misma filosofía e igual fin que el desarrollado y patentado por Emilio Álvarez. Los efectos de la intencionalidad de la aludida, han paralizado diversas conexiones societarias para la salida al mercado del novedoso medio Stopvia.

Se confirma, según el Sr Álvarez, «la prepotencia y arrogancia de una gran compañía para apropiarse de lo que no es suyo, entendiendo válida una fraudulenta filosofía que se enmarca en aquello de «más vale copiar que desarrollar». En este caso, según publicidad de la referida multinacional, del pasado mes, el plagio trata de «cambiar de color», el medio por razones obvias, pero el fin es el mismo». Emilio Álvarez, como ‘David’, «tratará de hacer valer sus derechos y confía en la justicia como aliada necesaria». Los emprendedores, salvo excepciones, sufren apropiaciones indebidas sistemáticamente, «de ahí la falta de interés en la creatividad». «A esto último se une la falta de apoyo respecto de la protección industrial y los altos costes de las patentes que, además, sirven de poco cuando aparece un gigante para adueñarse de derechos que no le son propios».

www.stopvia.es

Fuente Comunicae