Todo lo que se debe saber sobre las heterocromías congénitas, por Eyecos

Las heterocromías se producen cuando una persona tiene el iris de sus ojos de un color diferente. Esta es una de las alteraciones oculares poco comunes que afecta, aproximadamente, al 10 % de la población en el mundo.

Aunque las personas que tienen este trastorno no presentan ningún síntoma o dificultad para ver con normalidad, sus complicaciones son mayormente estéticas, dada la disparidad del color de los ojos.

Afortunadamente, gracias a los avances tecnológicos en el área de la salud ocular, es posible revertir esta alteración de manera definitiva. Uno de los procedimientos más eficientes lo ofrece Eyecos. Bajo la dirección del Dr. Pedro Grimaldos, la clínica oftalmológica es una de las pioneras en el mundo en desarrollar un láser seguro que cambia el color de los ojos.

¿Cuáles son los factores de riesgo de la heterocromía congénita?

La heterocromía suele darse por dos maneras. La primera, de forma adquirida, cuando la persona nace con los ojos del mismo color, pero con el paso del tiempo, uno o ambos cambian de tonalidad. La segunda y la más común, tiene que ver con factores congénitos o genéticos, es decir, los individuos tienen los ojos de un color diferente desde el nacimiento debido únicamente a factores hereditarios.

Aunque no existe una causa específica que ocasione la heterocromía congénita, a nivel científico se ha determinado que en general, esta anomalía se debe a una falta o exceso de melanina en uno o en los dos ojos de una persona.

Asimismo, la heterocromía puede dividirse en tres tipos. Principalmente, está la heterocromía completa que se produce cuando todo el iris es de un color diferente en cada ojo. También, está la heterocromía parcial, en la cual un mismo iris tiene varios colores y, por último, se encuentra la heterocromía central, cuando hay un anillo interior que es de un color diferente al de la zona exterior del iris.

Cambiar el color de los ojos con tecnología láser

NewEyes 7G Ultimate Custom Laser es la técnica más avanzada que existe en el sector oftalmológico para cambiar el color del iris de una manera segura, eficaz y predecible.

Se trata de un láser indoloro que no causa ningún contratiempo al paciente, evitando las típicas complicaciones de la cirugía intraocular. El procedimiento se lleva a cabo de manera ambulatoria y de una manera rápida y cómoda para el paciente.

Además, es una tecnología que cuenta con altos niveles de eficiencia. De acuerdo a datos de la Clínica Eyecos, a día de hoy, han tratado más de 1.000 pacientes con heterocromías, consiguiendo resultados exitosos en la eliminación del pigmento melánico que se encuentra en capa anterior del iris.

Finalmente, cabe destacar que este procedimiento se realiza previamente a una rigurosa evaluación del paciente. Gracias a este protocolo, garantizan la seguridad de quienes se someten a la aplicación de la técnica.

Comenta

Deja una respuesta

Tu mail no será publicado.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.