Tratamientos para la corrección del estrabismo en el Departamento de Oftalmología del Hospital Universitario Dexeus

Hasta el 4% de la población infantil tiene posibilidades de padecer estrabismo, una condición ocular que altera la alineación de los ojos y que si no se corrige a tiempo puede ocasionar problemas muchos más graves que una simple desviación.

Las causas de esta afección que impacta sobre todo a niños, pero que también es posible encontrar en adultos, cuenta con tratamientos innovadores y de probada eficacia.

El Departamento de Oftalmología del Hospital Universitario Dexeus que lidera el Doctor Carlos Vergés ofrece atención personalizada, un rápido diagnóstico y respuestas precisas a cada caso de esta enfermedad, la cual muchas veces suele manifestarse de manera intermitente a raíz del estrés.

Orígenes y desafíos

En los primeros años de vida, esta condición tiene riesgos de terminar desencadenando otros inconvenientes más preocupantes, especialmente si no se trata de forma correcta cuando surge. Las causas, muchas veces vinculadas a un desequilibrio muscular, también puede ser hereditaria o congénita cuando se trata de recién nacidos, aunque en personas mayores existen casos provocados por agotamiento tanto físico como psicológico.

Los síntomas, que van desde la desviación ocular hasta problemas de enfoque, movimientos descoordinados, dificultad en el momento de enfocar, visión doble y cansancio junto con pesadez visual, son las señales más comunes del estrabismo y necesita una intervención temprana con la intención de prevenir futuras dificultades. Si no se soluciona a tiempo, hay probabilidades de que desemboque en una complicación mucho peor como el ojo vago o ambliopía, que es cuando se pierde parcialmente la visión debido a una mala coordinación con el cerebro. 

La importancia del oftalmólogo

El médico es clave para detectar el estrabismo y ordenará que se realicen diversas pruebas que evaluarán la visión, la alineación ocular y otros aspectos fundamentales. Desde exámenes de agudeza visual hasta estimaciones en la visión binocular, el especialista ocupa un rol decisivo a la hora de tratar de manera segura y confiable esta condición. 

En los más pequeños, se recomienda una visita al oftalmólogo a partir de los tres años, sobre todo los que tienen antecedentes familiares, ya que una veloz detección y el tratamiento adecuado como terapia visual o incluso una cirugía son vitales para evitar complicaciones a largo plazo.

Abordar algo tan complejo no solo implica corregir la desviación en los ojos, sino comprender el impacto que genera en la calidad de vida de niños y adultos por igual. La prevención y una rápida intervención médica son los mejores aliados contra el estrabismo.

Comenta

Deja una respuesta

Tu mail no será publicado.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.