Tratamientos para la ginecomastia por Beauty & Beauty

La ginecomastia masculina es un padecimiento que afecta a una buena cantidad de hombres en todo el mundo. Esta condición hace referencia al crecimiento excesivo de las mamas masculinas, dando al tórax masculino un aspecto sobredimensionado y semejante al de los pechos de una mujer. Se estima que entre el 40 % y el 60 % de los hombres presenta algún grado de ginecomastia, por lo que últimamente se ha constituido como un problema extendido al que debe prestarse atención. Si bien esta condición no genera ningún de riesgo sanitario, para el centro de cirugía estética Beauty & Beauty, la ginecomastia puede afectar de forma transversal la autoestima y la salud emocional de los pacientes. Por eso es importante ofrecerle a las personas alternativas de tratamiento viables para hacer frente a esta situación.

Intervenciones para la ginecomastia

El tratamiento más efectivo para contrarrestar los efectos de la ginecomastia es una cirugía de reducción de mamas, en la que se procede a extraer el tejido adiposo que está causando el aumento del pecho. Durante esta intervención quirúrgica también se extrae el tejido glandular mamario que se encuentra naturalmente en el cuerpo de todos los seres humanos. Antes de comenzar con la cirugía, el médico tratante analiza las particularidades de cada caso, para de esta manera determinar cuál es el procedimiento más apropiado para hacer frente al problema.

Sí se trata de una ginecomastia por exceso glandular, se debe retirar el tejido sobrante con un bisturí, realizando una incisión pequeña en la parte baja de la aureola, para de esta manera extraer la grasa, la piel sobrante y las glándulas con tamaño excesivo.

Para casos donde la ginecomastia se dio por presencia de grasa, el método más apropiado es una liposucción tradicional. En esta también se realiza una pequeña incisión en la parte baja de la aureola, para posteriormente introducir una cánula de uso médico con la que se extrae por succión el tejido graso. Todo esto después de un proceso de ruptura realizado con una bomba de vacío. Durante el procedimiento, el paciente puede sentir una vibración o fricción leve en la zona, pero nunca dolor, ya que se encuentra bajo los efectos de anestesia local.

Procedimientos complementarios

Cuando el tamaño de las mamas sobrepasa la capacidad de la piel, es altamente probable que al finalizar el procedimiento de reducción se deba acudir a una cirugía de remoción de piel para que el pecho del paciente luzca mucho más natural y se ajuste al nuevo contorno. En ocasiones, se debe introducir una sonda de drenaje para eliminar los excesos de fluidos que puedan resultar de las cirugías, por lo que siempre es importante contar con el respaldo de un médico especializado.

Con estas alternativas de tratamiento, Beauty & Beauty espera proporcionar a sus pacientes una alternativa para tratar su condición y mejorar su calidad de vida por medio de intervenciones seguras, efectivas y lideradas por profesionales.

Comenta

Deja una respuesta

Tu mail no será publicado.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.