Tres rinocerontes mueren al día de media por caza furtiva en África, según WWF, que exige endurecer sanciones

MADRID, 22 (EUROPA PRESS)

Las poblaciones de rinocerontes han aumentado en los últimos años en, aunque tres ejemplares mueren de media al día abatidos por cazadores furtivos, según WWF que señala que solo en Sudáfrica los furtivos mataron 451 ejemplares en 2021, 57 más que el año anterior, según datos del Departamento de Bosques, Pesca y Medio Ambiente de Sudáfrica.

Con motivo del Día Mundial del Rinoceronte, WWF califica estas cifras de «escandalosas» y atribuye este grave problema a las supersticiones que vinculan su cuerno con poderes afrodisíacos y con la cura de enfermedades como el cáncer, lo que alimenta el tráfico ilegal de especies como el rinoceronte a las que lleva al borde de su extinción. De hecho, estima que el precio del cuerno de rinoceronte duplica al del oro o la cocaína al tiempo que denuncia que las mafias del tráfico de especies actúan con impunidad.

La ONG señala que la pandemia no fue un impedimento para los cazadores furtivos que aprovecharon la falta de turistas y safaris para matar rinocerontes en las reservas naturales.

Asimismo, la caída de ingresos por turismo, la principal fuente de financiación del país, hace temer por el futuro de estas especies y que llegue al nivel de dos especies asiáticas en peligro crítico de extinción, como es el caso del rinoceronte de Java, del que solo quedan 60 ejemplares y el rinoceronte de Sumatra, menos de 80.

Con motivo de la efeméride, WWF pide luchar contra el «incesante» tráfico de vida salvaje a través del endurecimiento de sanciones y la persecución de este crimen en todas las rutas de comercio y mercados negros donde se produce.

En la actualidad, la ONG estima que existen unos 18.000 rinocerontes blancos libres en África, mientras que en 1900 había un centenar. Igualmente, en 1995, solo había 2.410 ejemplares de rinoceronte negro debido a que el furtivismo aniquiló al 98 por ciento de la población en menos de tres décadas.

No obstante, con el trabajo de WWF, se han recuperado 5.500 rinocerontes negros que viven libres en 12 países y se han creado 13 nuevas poblaciones en un territorio seguro equivalente a 250.000 campos de fútbol.

En Asia viven 3.600 rinocerontes indios, mientras que en 1970 solo había 600 ejemplares. En este sentido, Nepal se posiciona como un país clave en la lucha contra el tráfico de especies. En 2005, apenas contaba con 405 rinocerontes indios. No obstante, los últimos datos apuntan que esta cifra ha subido a 752, un centenar más (107) que los existentes en 2015. Por último, WWF ve estos ejemplos como la constatación de que la recuperación de las especies amenazadas es posible.

Comenta

Deja una respuesta

Tu mail no será publicado.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.