Un adolescente inglés pierde la visión por comer apenas patatas fritas y pan blanco durante años

Expertos advierten sobre los riesgos de una dieta extremadamente poco variada después que un adolescente desarrolló una pérdida de visión permanente por vivir bajo una dieta restrictiva que consistía en comer solamente patatas fritas y pan blanco.


Los oculistas de la ciudad inglesa de Bristol atendieron a un joven de 17 años después de que su visión se había deteriorado hasta el punto de ceguera. Desde que dejó la escuela primaria, el adolescente había estado comiendo solo patatas fritas, Pringles y pan blanco, así como una rebanada ocasional de jamón o salchicha. Las pruebas revelaron que tenía graves deficiencias de vitaminas y daños por desnutrición. El adolescente, que no puede ser identificado, había visto a su médico de cabecera a los 14 años porque se sentía cansado. En ese momento le diagnosticaron deficiencia de vitamina B12 y le pusieron suplementos, pero no siguió con el tratamiento ni mejoró su mala dieta.

Tres años más tarde, lo llevaron al Hospital Bristol Eye debido a la pérdida progresiva de la vista, informa la revista Annals of Internal Medicine. La Dra. Denize Atan, quien lo atendió en el hospital, dijo: «Su dieta era esencialmente una porción de papas fritas de la tienda local de pescado y patatas fritas todos los días. También solía picar patatas fritas de bolss- Pringles – y algunas veces rebanadas de pan blanco y ocasionalmente rebanadas de jamón, y no realmente alguna fruta y verdura. «Explicó esto como una aversión a ciertas texturas de alimentos que realmente no podía tolerar, por lo que las papas fritas y las patatas fritas eran realmente los únicos tipos de alimentos que quería y sentía que podía comer». La Dra. Atan y sus colegas volvieron a verificar los niveles de vitaminas del joven y descubrieron que tenía un bajo contenido de vitamina B12 y algunas otras vitaminas y minerales importantes: cobre, selenio y vitamina D.

Hallazgos impactantes
No tenía sobrepeso o bajo peso, pero estaba gravemente desnutrido debido a su trastorno alimentario. «Había perdido minerales de su hueso, lo cual fue realmente impactante para un niño de su edad». Le pusieron suplementos vitamínicos y lo derivaron a un dietista y a un equipo especializado en salud mental. En cuanto a su pérdida de visión, el joven cumple con los criterios para ser registrado como ciego.
«Tenía puntos ciegos justo en el medio de su visión», dijo la Dra. Atan. «Eso significa que no puede conducir y le resultaría muy difícil leer, mirar televisión o distinguir rostros. «Sin embargo, puede caminar solo porque tiene visión periférica».

La neuropatía óptica nutricional, la condición que tiene el joven, es tratable si se diagnostica temprano. Sin embargo, si se deja demasiado tiempo, las fibras nerviosas del nervio óptico mueren y el daño se vuelve permanente.

La Dra. Atan dijo que, afortunadamente, casos como este son poco comunes, pero que los padres deben ser conscientes del daño potencial que puede causar la alimentación selectiva y buscar ayuda de expertos. Ella dijo que las tabletas multivitamínicas pueden complementar una dieta, pero no son un sustituto de una alimentación saludable. «Es mucho mejor tomar vitaminas a través de una dieta variada y equilibrada», dijo, y agregó que el exceso de ciertas vitaminas, incluida la vitamina A, puede ser tóxico, «por lo que no debe excederse».

La Dra. Atan dijo que los veganos también tienen un mayor riesgo de problemas de visión relacionados con la deficiencia de vitamina B12 si no reemplazan lo que les puede faltar al excluir la carne de su dieta.

Sé el primero en comentar

Deja una Respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.