Un grupo de voluntarios de la ONG madrileña Playing parte hacia Gambia para ampliar su proyecto educativo en el país

MADRID, 26 (EUROPA PRESS)

Un grupo de 19 jóvenes madrileños, voluntarios de Playing, la ONG del deporte, pone rumbo a Gambia este viernes para trabajar durante este verano en ampliar el proyecto educativo que la organización creó en el pueblo de Basori desde el año 2018 gracias al deporte español.

Playing, la ONG del deporte, junto con un gran equipo de profesionales locales, levantó un centro escolar en el que hoy en día se forman 180 pequeños, doblando así la cifra de alumnos desde la inauguración del primer colegio en 2018.

Sin embargo, la escuela –en la que trabajan 11 personas locales y que ha ido mejorando poco a poco para ofrecer mayores facilidades a los escolares que allí se forman– se ha quedado pequeña al no poder ampliarla durante la pandemia, por lo que el grupo de voluntarios parte hacia el país más pequeño de África para construir un nuevo aula que albergará a 30 pequeños más de entre 4 y 10 años.

La expedición contará con un total de 19 jóvenes voluntarios que se desempeñan profesionalmente como maestros, matemáticos, arquitectos, abogados o periodistas y que convivirán en el terreno durante un mínimo de dos semanas realizando diversas labores y trabajando en grupos distribuidos en construcción, educación, logística, comunicación y legal.

PLAYING, LA ONG DEL DEPORTE

Esta ONG, fundada en 2012 por jóvenes madrileños y formada por más de 100 voluntarios de entre 20 a 30 años, recuerda que hay todavía 263 millones de niños sin acceso a la educación y, para disminuir esta cifra, organizan torneos y eventos deportivos en España invirtiendo el 100% de los beneficios en la creación de proyectos educativos donde más se necesita.

Sin embargo, la pandemia supuso un fuerte golpe para esta pequeña organización que tuvo que reinventarse gracias a los socios que se sumaron a la campaña ‘150 razones», lo que permitió mantener los salarios de los 11 empleados del colegio y continuar con la labor educativa en el país africano también azotado por otras graves enfermedades y situaciones adversas.

«Es el reto más grande que hemos tenido en la historia de Playing», confiesa el presidente de la ONG, Javier Roldán, que asemeja esta situación a la lesión de un deportista. «Luego, te toca volver a entrenar y a la rutina. Tienes mucha motivación de ser lo que eras pero mucha incertidumbre porque ha pasado el tiempo. No somos los mismos de antes y no sabemos cómo va a ser el juego», comenta.

Eso sí, se muestra agradecido de la labor que Playing ha conseguido aun sin organizar eventos deportivos. «Aunque nosotros estábamos parados en España, la labor educativa en Gambia continuaba, aunque ha sido muy difícil», añade.

Tras construir una fuente y rehabilitar el colegio que quedó destrozado en 2020 después de una enorme tormenta, la ONG ha adelantado que el aula en el que estudiarán 30 nuevos pequeños y que ya está diseñada, estará previsiblemente terminada para finales de septiembre arrancando así con 210 alumnos el nuevo curso escolar.

Comenta

Deja una respuesta

Tu mail no será publicado.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.