Un juez archiva el caso por presunto maltrato contra su mujer del exmagistrado del TC Fernando Valdés por enfermedad

El juicio, previsto para el pasado 26 de mayo, fue suspendido a causa de una demencia sobrevenida

El Juzgado de lo Penal Número 34 de Madrid ha acordado el archivo provisional del caso abierto contra el exmagistrado del Tribunal Constitucional (TC) Fernando Valdés por presunto maltrato a su esposa al acreditar que el encausado está incapacitado para defenderse en un juicio por una enfermedad sobrevenida.

Así lo señala en un auto del 27 de junio, recogido por Europa Press, el magistrado Fernando Orteu, titular del juzgado madrileño, que descarta también la posibilidad de que Valdés pueda mejorar su estado de salud para comparecer «en un plazo breve de tiempo». Tanto la Fiscalía como la defensa fueron favorables al archivo.

Según el auto, un médico forense fue quien informó al juzgado de la situación de incapacidad del exmagistrado del Constitucional. En base a ese diagnóstico, el juez ha decidido dar carpetazo al caso hasta que no se tenga constancia de «una mejoría que permita la comparecencia, o cualquier cambio relevante en su estado de salud que pudiera tener trascendencia en el procedimiento» judicial o, en su caso, para cerrarlo si prescribe el delito por el que es acusado.

Valdés renunció a su cargo en el TC en el mes de octubre de 2020 después de que el Tribunal Supremo, al estar aforado, concluyera la investigación sobre este asunto y propusiera juzgarlo en la Sala de lo Penal al encontrar indicios de delito en los presuntos hechos.

Con su renuncia, Valdés perdió su condición de aforado y su caso pasó a un juzgado ordinario. El juicio estaba previsto para el pasado 26 de mayo, pero fue suspendido tres días antes al comunicarse su estado de deterioro cognitivo y demencia sobrevenida.

DISCUSIÓN CON SU ESPOSA

En octubre de 2020, el instructor de la causa contra Valdés en el Supremo, el magistrado Andrés Martínez Arrieta, concluyó las diligencias de prueba en relación a este asunto tomando declaración a dos testigos, una de ellas hija de Valdés, quien exculpó a su padre, asegurando que «jamás» se ha producido agresión alguna.

Con ese relato coincidió la hija con sus padres, ya que tanto Valdés como su esposa declararon que lo ocurrido en su casa no fue más que una discusión de pareja que pudo ser «sacada de contexto».

Según el Supremo, en la tarde del 10 de agosto de 2020, Valdés tuvo una discusión con su esposa y, al percibir que los gritos eran oídos por personas que estaban en un parque público cercano a su casa, en la localidad madrileña de Majadahonda, metió a la mujer de forma violenta en el interior de la casa, donde siguió la discusión.

«Desde el exterior, los viandantes percibieron movimientos bruscos y golpes, que determinaron una lesión, no diagnosticada, en el dorso de la mano derecha de la mujer», añadió el Supremo.

Valdés, magistrado del TC desde 2012 a propuesta del PSOE, se caracterizó en diversas sentencias suyas en el tribunal de garantías como un firme defensor de la lucha contra la violencia de género.

Comenta

Deja una respuesta

Tu mail no será publicado.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.