Una quinta parte de los españoles consumirá más en el mercado de segunda mano en el segundo lustro, según Wallapop

((Vincular a la anterior noticia sobre el mismo tema))

Ciudades, empresas y jóvenes consideran que la sostenibilidad del consumo será prioritario en las opciones de compra de los ciudadanos

MADRID, 9 (EUROPA PRESS)

La sostenibilidad será cada vez más en el futuro un aspecto que tendrán en cuenta a la hora de consumir los ciudadanos que en los próximos cinco años incrementarán sus compras en el mercado de segunda mano, según un estudio presentado este miércoles por Wallapop.

El II estudio ‘La red del cambio: Nuevas formas de consumir, vivir y liderar el desarrollo sostenible’ desarrollado por Wallapop en colaboración con Ipsos, refleja que el 47 por ciento de los ciudadanos admite que las políticas en sostenibilidad afectan a su decisión de voto y el 65 por ciento está de acuerdo en que si su gobierno no actúan para combatir el cambio climático estará fallando a los votantes.

Además, en el contexto de la pandemia, los encuestados valoran que el e-commerce es un nexo con el entorno rural, ya que pese a que solo el 8 por ciento de los encuestados afirma haberse trasladado de la ciudad al campo durante la pandemia de COVID-19, dos tercios de los españoles piensan que en 2020 se ha vivido un resurgir rural y en ese sentido, el 52 por ciento opina que el e-commerce ha contribuido a acercar aún
más el campo y la ciudad.

En este contexto, el estudio refleja las preocupaciones y tendencias actuales de los ciudadanos en materia de sostenibilidad tras la pandemia y ahora, el 66 por ciento de los españoles se plantea si realmente necesita algo antes de comprarlo.

Además, el estudio presentado este miércoles en una jornada on-line en la que han participado distintos expertos, concluye que el 50 por ciento de los españoles cree que existe una mayor conciencia sobre la sostenibilidad que antes de la pandemia; que el 47 por ciento admite que las políticas en sostenibilidad afectan a su decisión de voto y el 68 por reconoce que la sostenibilidad de un producto afecta directamente a
su decisión de compra.

En definitiva, destaca que los ciudadanos españoles han incorporado hábitos sostenibles a sus rutinas diarias tras la crisis de la COVID-19 y apuestan cada vez más por el consumo responsable y la economía circular.

El análisis expone las preocupaciones de la sociedad en materia de sostenibilidad así como el papel que deberán adoptar las instituciones
y empresas, la transformación de los estilos de vida en las ciudades y el rol de la segunda mano como catalizador para el cambio.

En este periodo desde la pandemia, el estudio refleja que entre las acciones adoptadas para ser más sostenibles por los españoles destacan conductas como el ahorro, evitar el gasto innecesario, el consumo de proximidad, la reducción de residuos y el reciclaje y añade que estos hábitos siguen al alza y “sin indicios de que este ritmo creciente vaya a modificarse a corto plazo”.

El mercado de segunda mano se ha “fortalecido” según el estudio y ha experimentado un incremento significativo respecto a 2020 entre aquellos que declaran haber comprado objetos de segunda mano en el último año: uno de cada tres españoles compra productos de este tipo más que antes de la pandemia, especialmente los Millennials.

En paralelo, la COVID-19 ha traído consigo un freno al consumismo en favor del consumo responsable: el 66% de los españoles valora si necesita algo antes de comprarlo y entre las motivaciones para favorecer la compraventa de segunda mano, dos de cada tres consumidores valoran muy positivamente su contribución a la sostenibilidad del planeta, sus precios más accesibles y la gran variedad de oferta disponible.

Por otro lado el 57 por ciento de los españoles que ya compran y venden segunda mano admiten que dar una segunda vida a sus objetos les proporciona bienestar y de ellos, 55 por ciento atribuye este sentimiento positivo a que les permite colaborar con la sostenibilidad del planeta, un 52 por ciento valora que le suponga una fuente de ingresos extra y un 41 por ciento siente que ayuda a otras personas.

LA GENERACIÓN Z, LA MÁS CONCIENCIADA

En cuanto a los jóvenes, el 56 por ciento de los españoles de la Generación Z tiene más conciencia sobre la sostenibilidad que antes de la pandemia y buena parte de la sociedad ha realizado cambios fundamentales en su estilo de vida a consecuencia de la pandemia. Repensaron su forma de vivir, en especial en las ciudades y tras el confinamiento y la nueva realidad del teletrabajo, algunos eligieron instalarse en zonas rurales o ciudades más pequeñas.

“La llegada de la pandemia ha supuesto un punto y aparte en la forma en la que las personas consumimos, vivimos y nos enfrentamos a temas que son relevantes para todos, como el cambio climático o el desarrollo sostenible, y nuestros valores influyen más que nunca en la toma de decisiones esenciales”, ha señalado el director ejecutivo de Wallapop, Rob Cassedy.

En esa línea, Cassedy ha expresado que la segunda edición del estudio refleja como la sostenibilidad se ha asentado como un aspecto fundamental para la sociedad española y cómo la segunda mano es una alternativa para avanzar en esta dirección”.

El estudio se ha presentado en una jornada en la que se han celebrado tres encuentros centrados en las ciudades, las empresas y los jóvenes, respectivamente. Expertos, empresarios y políticos han debatido este miércoles sobre cómo la pandemia ha afectado a los hábitos de consumo sostenible de los españoles, así como sobre cuál es el papel de empresas, instituciones y ciudadanos para conseguir un cambio hacia lo sostenible

Facilitar el cambio de hábitos de los consumidores hacia decisiones de compra-venta más sostenibles es una de las tendencias por las que están apostando las empresas que huyen del lavado de imagen verde. Para impulsar este cambio de relación entre empresas y ciudadanos en la senda de la descarbonización consideran que la transparencia y la explicación de las decisiones a los clientes es fundamental.

En el encuentro ‘Empresas actor clave del consumo responsable’, los expertos han analizado las actuales tendencias y los cambios “acelerados” a raíz del confinamiento debido a la situación sanitaria motivada por el COVID-19.

La responsable de Transaccional de Wallapop, Sara Van-Deste ha defendido que el compromiso del consumidor con la sostenibilidad es “cada vez más fuerte” y que esta empresa facilita un consumo “más humano” al dar una segunda vida a los productos a través de la compra-venta on-line que “no ha hecho más que crecer en los últimos años” entre los españoles.

Van Deste ha señalado que de acuerdo con la encuesta, el 57 por ciento de los participantes dice que dar una segunda vida a los productos les hace sentir bien consigo mismos y que logran “beneficios extra”. “Ver como evoluciona la segunda mano en España nos hace sentir muy orgullosos porque este tipo de consumo es más responsable para el medio ambiente”, ha manifestado.

Desde Correos, su subdirectora de Relaciones Institucionales y Sostenibilidad, Elena Fernández, ha explicado la importancia de que los consumidores alarguen la vida de sus productos sin esperar a que las empresas y los gobiernos tomen las decisiones que permitan que la solución limite el impacto ambiental del actual modo de vida.

Por su parte, la Impact Project Manager de Too Good To Go, Helena Calvo, ha celebrado que las empresas estén “surfeando en la tendencia de la sostenibilidad” y confía en que esta “bendita moda” se consolide porque hacer lo que se debe hacer “hace sentir bien” y “engancha”.

Otra de las tendencias observadas por el cofundador de Minimalism Brand, Víctor Rodado, es que en el futuro debería haber marcas “pequeñitas” capaces de competir contra otras más grandes que en la actualidad no lo están haciendo bien. “Las marcas tenemos una gran responsabilidad”, ha insistido.

<

Comenta

Deja una respuesta

Tu mail no será publicado.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.