UP mantiene su voluntad de reformar malversación pero no tomará la iniciativa: Debatirá sobre enmiendas de otros grupos

Cree que ahora el tipo de malversación puede generar ‘lawfare’ y quiere acordar con el PSOE mejoras a la reforma de sedición

MADRID, 23 (EUROPA PRESS)

El presidente del grupo parlamentario de Unidas Podemos, Jaume Asens, ha reafirmado que su formación es partidaria de reformar el delito de malversación porque con su redacción actual permite casos de «lawfare» (guerra judicial en inglés) y, en consecuencia, se abre a abordar sobre propuestas que presenten estas formaciones, pero no tomarán la iniciativa para abrir ese debate.

En este sentido, ha abogado por definir mejor el tipo de malversación, ligándolo al enriquecimiento personal ilícito, de otro tipo de delito como puede ser administración desleal, asegurando que con ese planteamiento ningún corrupto se beneficiaría de ninguna eventual modificación.

A su vez, el dirigente de En Comú Podem ha subrayado que la proposición de ley impulsada junto al PSOE para cambiar el Código Penal con el fin de derogar el delito de sedición, para incluir desórdenes públicos agravados, es «mejorable» y, en este sentido, quieren llegar a un acuerdo con su socio de coalición para añadir modificaciones que preserven mejor el derecho a la protesta.

DESCONOCE SI ERC SE HA ECHADO ATRÁS

En declaraciones a la medios en los pasillos del Congreso, Asens ha subrayado que fue ERC quien verbalizó su intención de presentar una enmienda para redefinir la malversación y desconoce si ahora los republicanos «se han echado atrás» durante los últimos días.

De esta forma, ha enfatizado que Unidas Podemos siempre manifestó que estaban abiertos a abordar esta cuestión en el Código Penal, al entender que la reforma de 2015 auspiciada por el PP se hizo para «perseguir el independentismo», con una fórmula «ad hoc» que se ha convertido en un «cajón desastre» y ahora se extiende a otros ámbitos «desnaturalizando» el sentido de esta figura inicial.

Sobre todo, ha recalcado, porque no se distingue adecuadamente el plano del enriquecimiento ilícito personal o a terceros, el afán de lucro de una conducta delictiva, de una gestión ineficaz de los recursos o situaciones de administración desleal.

La cuestión de la reforma de la malversación generó cierta tensión dentro del grupo confederal, dado que Asens y también IU venían conveniente abordarla mientras que el portavoz del grupo y dirigente de Podemos, Pablo Echenique, no aseguraba su apoyo, pues este asunto despertaba «muchas aristas» y requería desplegar un debate interno en el seno del espacio confederal.

Ahora bien, desde la confluencia recalcan que la cuestión no se abordado en profundidad pero que la postura es no tomar la iniciativa en esta materia, es decir, no presentar ninguna enmienda específica para reformular el delito de sedición. Y en este sentido, dichas fuentes opinan que ese cambio debe de partir de otros grupos aliados del Ejecutivo, en particular de ERC al ser el partido que públicamente lo ha demandando.

En todo caso, Asens ha explicado que Unidas Podemos simplemente está «dispuesto a escuchar propuestas», desde el convencimiento de que ahora la malversación está «mal regulada», puesto que no ceñirla al enriquecimiento personal, el «meter la mano en la caja común», entraña riesgos de servir al «lawfare».

LOS CORRUPTOS NO SE VAN A BENEFICIAR DE CAMBIOS

Concretamente ha puesto énfasis en decisiones como la modificación de un plan urbanístico o la decisión de destinar partidas presupuestarias a determinadas parcelas, que ahora puede suponer malversación a su juicio y que jueces, que no estén de acuerdo con el destino de recursos que deciden la administración de turno, suplanten al poder ejecutivo y abran proceso de malversación.

A modo de ejemplo, ha citado el caso de la expresidenta brasileña Dilma Rousseff, que sufrió un delito de malversación porque «jueces de derechas pensaban que no estaba gestionando correctamente los recursos». «Esto nos preocupa», ha ahondado Asens.

También ha argumentado que la clarificación del delito de malversación ayudaría a identificarla exclusivamente con la corrupción, es decir, cuando un «político se lleva el dinero público», que es precisamente lo que asocia la gente asocia a este tipo penal. De esta forma, ha garantizado que esto no va a cambiar y que ningún corrupto saldrá bien parado de una eventual reforma de la malversación.

MEJORAS PARA PROTEGER MEJOR LA PROTESTA SOCIAL

Respecto al texto legislativo para derogar el delito de sedición, ha subrayado que aunque la iniciativa la impulsa también Unidas Podemos, hay cosas que «no les gusta», como mantener algunas secciones del artículo 557 bis del Código Penal, que impulsó el PP y que persigue protestas de colectivos como la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH) cuando de forma temporal irrumpen en entidades financieras con el fin de protestar contra el incremento de las hipotecas.

Por tanto, el presidente del grupo confederal ha sentenciado que el texto es mejorable y aspiran, durante su tramitación, a pactar cambios con el PSOE y, sin tener decidido aún si su formación presentará enmiendas, quieren evaluar conjuntamente en la coalición si hay que modificar otros aspectos relacionados con la movilización social, que ahora a su juicio tendrían una penalidad alta.

Desde Unidas Podemos han recalcado que, ahora, no hay abierta ninguna negociación formal con el PSOE, al que solo han trasladado su posición sin obtener respuesta. Será tras la toma en consideración cuando ese diálogo formal se active.

Comenta

Deja una respuesta

Tu mail no será publicado.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.