UP reclamará a Sánchez recuperar la iniciativa con un cambio de rumbo social tras Melilla y la Cumbre de la OTAN

La formación mantendrá firme su línea de pedir medidas valientes para los PGE, tras la tensión por el gasto militar

MADRID, 10 (EUROPA PRESS)

Unidas Podemos demandará al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, durante el Debate del Estado de la Nación en el Congreso un cambio decidido de rumbo en el Ejecutivo de coalición y valentía para aumentar las medidas sociales de protección a la población y recuperar la iniciativa política.

De esta forma, el espacio confederal será firme pero sin confrontar en la necesidad de reconectar con su electorado progresista con una agenda nítida de izquierda, que ve desorientado tras la reacción del ala socialista a las muertes de migrantes en la valla de Melilla y la cumbre de la OTAN, donde se puso de manifiesto elevar el gasto militar al 2% del PIB.

Los socios de coalición llegan a esta cita parlamentaria tras la tensión por el papel que debe tener el Presupuesto en Defensa y el malestar que despertó en Unidas Podemos las formas empleadas por el PSOE para validar un crédito extra de 1.000 millones a esta parcela, que tildaron de «desleal» y al aprobarse por la puerta de atrás sin debate previo. Lo que motivó además la petición de celebrar de forma urgente la comisión de seguimiento del acuerdo de Gobierno.

Tampoco ha gustado en el socio minoritario del Ejecutivo la reacción del PSOE al asunto de Melilla con peticiones de condena expresa a la actuación de Marruecos y la petición de una investigación independiente, cursada tanto en el seno del Ejecutivo como a nivel parlamentario, donde junto a otros socios ha solicitado desplegar una comisión de investigación en el Congreso.

No obstante, las divergencias se rebajaron a partir del miércoles con el mensaje de la vicepresidenta segunda, Yolanda Díaz, expresando que no hay más alternativa al Ejecutivo de coalición y convencida de que ahora era «imprescindible más coalición que nunca».

También se mostró convencida de que llegarán a un entendimiento con Sánchez sobre el gasto militar y el conjunto de actuaciones frente a la inflación dentro de los próximos Presupuestos Generales mientras que las ministras de Podemos mostraron sintonía con Sánchez en un acto contra la pobreza infantil.

ECHENIQUE Y ASENS FIJARÁN POSICIÓN

Desde el grupo confederal han explicado a Europa Press que realizarán una única intervención sin usar turno de réplica repartido entre el portavoz, Pablo Echenique (durante 25 minutos) y el presidente del grupo y dirigente de En Comú Podem Jaume Asens (que consumirá los otros 15 minutos de los que disponen».

Las mismas fuentes han enfatizado que la posición de Unidas Podemos en la sesión se cimentará en poner en valor lo conseguido, en que solo el actual Ejecutivo es posible pero también ahondarán en la necesidad de «recuperar el ritmo de los avances sociales valientes» para proteger a las familias y los más vulnerables ante la crisis provocada por la guerra de Ucrania.

Y también a modo de llamamiento político para que el Ejecutivo retome el pulso que le piden sus bases y puedan revalidar una mayoría progresista en las próximas elecciones generales.

Tras las elecciones andaluzas, donde la izquierda tuvo un mal resultado, Unidas Podemos ha demandado acelerar la agenda legislativa progresista y, esta semana, ha exhortado al PSOE a culminar antes de la negociación de los presupuestos la Ley de Vivienda y la derogación de los aspectos más lesivos de la Ley de Seguridad Ciudadana, conocida por sus detractores como ‘Ley Mordaza’.

De hecho, el socio minoritario del Ejecutivo está convencido de el desbloqueo de estos dos proyectos legislativos son clave para poder rearmar la mayoría del bloque de investidura y sentar las bases para lograr un acuerdo presupuestario con los grupos progresistas de la cámara.

PRIORIDADES DE UP

A su vez, la líder de Podemos y ministra de Derechos Sociales, expuso las prioridades de su formación de cara a las futuras cuentas públicas como la puesta en marcha de un fondo dotado con 10.000 millones para invertir en sanidad y educación pública, seguir bajando el abono de transporte público mensual hasta los 10 euros, una reforma fiscal progresiva y volver a incrementar el salario mínimo interprofesional (SMI).

Junto a ello aspiran a establecer un límite al precio de los combustibles sufragado por el impuesto extraordinario a las eléctricas y petroleras, a tenor de sus beneficios ‘caídos del cielo’.

En esa intervención ante la Ejecutiva de la formación morada alertó de que «no se perciben unos objetivos políticos claros» en la acción del Gobierno y que «muchísima gente progresista» tiene la «sensación» de que Podemos «en solitario» es quien levanta las «banderas» que deben ser «seña de identidad» de un Ejecutivo de izquierdas.

También llega el debate en un momento de cohesión en el seno de Unidas Podemos y con una mayor cercanía entre Díaz y Podemos tras meses de distanciamiento y ciertas discrepancias, como ocurrió con la división sobre el envío de armas a la guerra de Ucrania.

Ahora, la unidad de acción se ha reforzado en la negociación del decreto anticrisis y en la posición frente a la postura del PSOE tendente a duplicar el gasto militar cuando la lucha debe ser contra la inflación.

También es posible que haya referencias a la polémica suscitada por los audios de la exsecretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, con el excomisario José Manuel Villarejo contra Podemos, que han despertado la indignación de la formación morada.

Comenta

Deja una respuesta

Tu mail no será publicado.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.