Ventajas de los sistemas de control de aparcamiento, por Came Parkare

/COMUNICAE/

Ventajas de los sistemas de control de aparcamiento, por Came Parkare

Con un buen sistema de gestión y control tanto en la calle como en zonas privadas, la disponibilidad de plazas y la seguridad aumentan. Came Parkare, expertos en soluciones para la mejora de la movilidad urbana, on-street y off-street, desvelan las principales ventajas de los sistemas de control de aparcamiento

Encontrar aparcamiento en las grandes ciudades es un gran problema que causa muchas frustraciones. La cantidad de coches que hay respecto a la cantidad de personas es muy grande, y casi no hay calle para tanto vehículo.

Por familia, y según van creciendo los hijos, casi que hay un coche por cada miembro de la unidad familiar, y es que cada persona tiene su vida, trabajo o estudios que les obliga a ir en direcciones diferentes debido a sus horarios tan dispares, lo que hace necesario un transporte que lleve a cada uno a poder cumplir con sus obligaciones.

La necesidad de tener un coche es algo que todo el mundo tiene asimilado, el problema aparece cuando la búsqueda de aparcamiento se hace casi imposible, y surge el miedo de que pueda pasarle algo al vehículo.

Con los sistemas de gestión de aparcamiento tanto en la calle como dentro de zonas privadas, se consiguen diferentes ventajas que se desvelan desde Came Parkare.

Ventajas de la gestión de aparcamientos dentro de zonas privadas

Ir a un centro comercial durante el fin de semana es una manera de disfrutar de tiempo en familia. En estos lugares hay todo tipo de entretenimiento para que todos lo pasen bien.

Pueden disfrutar de tiendas, cines, restaurantes y zonas especiales para los más pequeños, por eso estos lugares suelen estar muy concurridos, tanto las zonas de ocio como la zona de aparcamientos.

Lo mismo se puede decir de otros lugares como hospitales o empresas privadas. Entre trabajadores y personas que tienen que entrar en estos sitios, encontrar un buen aparcamiento es muy complicado.

Gracias a los sistemas de control de acceso y parking, conocer el estado del estacionamiento y encontrar aparcamiento se vuelve una tarea muy sencilla. Con indicadores de estacionamiento que indican si hay plazas libres, barras de entrada para controlar quién entra y sale y semáforos para evitar aglomeraciones.

Además, gracias a un control de acceso bien gestionado y dirigido, los coches que se encuentran dentro del estacionamiento están más seguros ante posibles robos.

En la calle, la gestión de aparcamientos permite más movilidad

Para muchas personas encontrarse con parquímetros por ciertas calles de la ciudad ha podido incomodarles bastante. Sin embargo, si se piensa tranquilamente se pueden ver algunos efectos positivos que han pasado algo desapercibidos.

La primera ventaja es que gracias a estos sistemas de control de aparcamiento, es posible hacer más accesibles las zonas apartadas para aparcar los vehículos. Debido a que las zonas de parquímetros tienen un tiempo delimitado para el aparcamiento, consigue que haya más movimiento y un uso más racional de estas zonas.

Otra ventaja que a primera vista no se tiene en cuenta es que estas zonas pueden ser más seguras. Junto con los parquímetros también hay personas que los controlan, o sistemas de vigilancia que los acompañan, esto hace que aumente la seguridad.

“Estamos convencidos de las muchas ventajas que tienen estos sistemas de control de aparcamiento. Por eso, nuestra empresa se encarga de proveer de soluciones específicas para este tipo de control teniendo en cuenta las últimas innovaciones en tecnología. Entra en http://www.cameparkare.com/es/ y descubre las mejores soluciones a la gestión del aparcamiento” concluyen desde Came Parkare.

Fuente Comunicae

<