Vilagrá dice que el documento con el Gobierno es habitual en la negociación de conflictos a nivel internacional

Exige «detener la vía judicial» contra los independentistas para normalizar relaciones

BARCELONA, 8 (EUROPA PRESS)

La consejera de Presidencia de la Generalitat, Laura Vilagrá, ha afirmado este viernes que el documento alcanzado con el Gobierno de Pedro Sánchez es «habitual» en la negociación de conflictos políticos a nivel internacional y ha dejado claro que para normalizar las relaciones tiene que detenerse la vía judicial. Ha considerado el texto como «un primer paso» para dar garantías al diálogo, pero ha advertido de que si no hay resultados en julio las reuniones no podrán reunirse públicamente.

Lo ha dicho en rueda de prensa en el Palau de la Generalitat, después de la reunión que ha mantenido durante casi dos horas con Bolaños para preparar el encuentro entre el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y el de la Generalitat, Pere Aragonés, que se celebrará el 15 de julio en La Moncloa.

Vilagrá ha sostenido que este acuerdo es un documento metodológico «habitual en las negociaciones de conflictos políticos a nivel internacional» y ha asegurado que busca generar las condiciones necesarias para el proceso de negociación sobre el conflicto catalán.

La consejera ha argumentado que, tras la crisis provocada por el caso Pegasus por el que el Govern dio por congeladas las relaciones con el Gobierno y paralizó el diálogo, era «imprescindible» llegar a un acuerdo de este tipo para poder retomar la negociación.

Así, ha señalado que para poder tener las garantías suficientes que pide la Generalitat y para normalizar las relaciones con el Ejecutivo de Pedro Sánchez es necesario abordar tres carpetas: en primer lugar, un acuerdo metodológico como el que han alcanzado este viernes, en segundo, «detener la vía judicial y la represión que está recibiendo el movimiento independentista», y por último, reconstruir las confianzas y que el diálogo dé resultados.

De esta manera, ha constatado que en la reunión de este viernes han pactado uno de estos elementos, pero que todavía falta la reconstrucción de la confianza y avanzar en la desjudicialización del conflicto: «Sin estos dos elementos no podemos normalizar las relaciones y no podemos retomar la negociación».

«PASO A PASO»

Vilagrá ha apuntado que estas dos carpetas se tendrán que abordar en la reunión de presidentes de la semana que viene y ha destacado que este mes de julio será intenso en este sentido para que «haya resultados».

Preguntada por si está satisfecha con esta reunión, ha contestado hay que ir «paso a paso» y que se está entrando en una nueva fase del diálogo en la que tienen que haber resultados, y espera que comiencen a llegar en julio.

IGUALDAD DE CONDICIONES

Para ella, avanzar en la desjudicialización es imprescindible para que la negociación se lleve a cabo en igualdad de condiciones entre ambos ejecutivos: «Mientras haya un proceso de represión no estaremos en pie de igualdad».

De hecho, considera que el documento acordado con Bolaños pretende «trabajar aspectos que hasta día de hoy no permitían trabajar en igualdad de condiciones».

Asimismo, asegura que el documento expresa que ambas partes tienen que hacer propuestas para resolver el conflicto, es decir, que se comprometen a «buscar soluciones de forma positiva», por lo que ha apostado por profundizar en este aspecto para mejorar la confianza entre ambas partes.

TURULL Y MESA DE DIÁLOGO

Preguntada por la postura del ministro de Cultura y Deportes, Miquel Iceta, que se ha abierto a que el secretario general de Junts, Jordi Turull, forme parte de la mesa de diálogo, Vilagrá ha recordado que «el planteamiento siempre ha sido el mismo, que sean miembros de los gobiernos» los que participen en esta mesa, algo que también ha defendido Bolaños.

Vilagrá ha criticado que los derechos políticos de Turull y de los dirigentes independentistas que fueron encarcelados e indultados «todavía están conculcados porque están inhabilitados desde el punto de vista político», y ha asegurado que trabajan para que tengan íntegros todos sus derechos.

Sobre la mesa de diálogo, ha señalado que el acuerdo alcanzado con Bolaños prevé que se reúna dos veces antes de que termine este año, y ha explicado: «La idea es trabajar conjuntamente para que en julio haya resultados. Si no hay resultados, no podremos reunirnos públicamente».

Preguntada por la comisión bilateral entre el Gobierno y la Generalitat, ha señalado que no hay un calendario fijado y que no la reunirán si no hay contenido y acuerdos que afecten a la ciudadanía, y ha dicho que es «mucho menos optimista que el ministro» en estas cuestiones, que ha recordado que se deben trabajar al margen de la mesa de diálogo.

Comenta

Deja una respuesta

Tu mail no será publicado.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.