Yolanda Díaz dice que la salida de Enrique Santiago no le distrae de su objetivo de construir ‘Sumar’

Destaca que la plataforma es un movimiento ciudadano que por ahora no es electoral y «no tiene sentido» estar en los comicios autonómicos

MADRID, 28 (EUROPA PRESS)

La vicepresidenta segunda, Yolanda Díaz, ha remarcado que el revuelo generado por la destitución del líder del PCE, Enrique Santiago, como secretario de Estado para la Agenda 2030, cuyo puesto ocupará la dirigente de Podemos Lilith Verstrynge, no le va a «distraer» y «va a seguir sumando».

También ha subrayado que la plataforma ‘Sumar’ es un movimiento ciudadano que por ahora no es un proceso electoral, por lo que no tiene sentido que aparezca en las elecciones autonómicas y municipales de 2023, pues la prioridad es construir un proyecto de país para mayorías sociales y no reducido a «esquinas» ideológicas a la izquierda del PSOE.

En declaraciones a RNE, recogidas por Europa Press, ha destacado que Santiago es un diputado extraordinario que va a desplegar un buen trabajo. También ha relatado que ha asumido el liderazgo de comandar el espacio progresista alternativo al PSOE, una decisión que «no es sencilla» y que tiene un «enorme coste» para ella.

PRUDENCIA PARA ARMAR UN PROYECTO FRENTE A LA «DIVISIÓN Y EL RUIDO»

De esta forma, ha reivindicado que aunque se la pueda criticar, ella opta por ser «prudente» y «lenta» a la hora de articular ese movimiento ciudadano, que dibujará una «gran maqueta» para un nuevo país frente a la «división, el ruido y la bronca».

A su vez, ha deslizado que en agosto habrá un nuevo acto del proceso de escucha con la sociedad civil y que, a la vuelta de las vacaciones, presentarán los perfiles de las personas que coordinan los 25 grupos de dinamización de las propuestas sectoriales.

Y es que la vicepresidenta segunda está convencida de que Sumar puede romper con la brecha que mantiene la ciudadanía hacia la política, puesto que cuando se le transmite a la gente con seriedad que participe en la esfera pública con protagonismo, la sociedad responde.

También ha defendido que ese proyecto debe hacerse sin los «fetichismo de las etiquetas» y ha reafirmado que no le gustan «las esquinas», donde enmarca la noción de la izquierda al PSOE, porque en su trayectoria y cultura política se caracteriza por «hablar con los hechos». «No me gustan las esquinas, soy una mujer cómoda dirigiéndome a las mayorías sociales», ha zanjado.

Comenta

Deja una respuesta

Tu mail no será publicado.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.