Actualidad

Zoido: “Este Gobierno ha hecho posible que el lema “a igual trabajo, igual sueldo” se haga realidad en el ámbito de la seguridad pública”

Foto: Ministerio del Interior

El ministro del Interior ha firmado este lunes el histórico acuerdo por la equiparación salarial de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado con sus homólogos autonómicos

807 millones de euros son la cifra base prevista para alcanzar esa equiparación total, aunque el trabajo de una consultora externa, con la colaboración de los sindicatos y asociaciones de la Policía y de la Guardia Civil firmantes del acuerdo y técnicos de la Secretaría de Estado de Seguridad, permitirá verificar si esa asignación presupuestaria es la suficiente o si, por el contrario, debe ser incrementada

El ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, ha firmado este lunes, junto con los cuatro sindicatos mayoritarios de la Policía Nacional y las siete asociaciones profesionales más representativas de la Guardia Civil, el histórico acuerdo mediante el que, por primera vez en democracia, se aborda la equiparación salarial total y completa de los agentes de ambos Cuerpos de seguridad con las retribuciones que perciben sus homólogos autonómicos. En un esfuerzo presupuestario de hasta 1.207 millones de euros en tres años, las nóminas de los agentes se verán elevadas, en una media mensual y en términos brutos, en 561 euros en el caso de los policías nacionales y 720 en el de los guardias civiles.

El acuerdo, que en 2018 comienza con una inversión de 500 millones de euros, a percibir por los agentes con efectos retroactivos al 1 de enero, forma parte del compromiso del Ministerio del Interior y de todo el Gobierno con la equiparación salarial de los profesionales de la seguridad pública. El método elegido para ello se basa en la estimación de 807 millones de euros como cifra base necesaria para alcanzar ese objetivo, aunque también establece un mecanismo de revisión que, encargado a una consultora externa y con la colaboración de los sindicatos y asociaciones firmantes del acuerdo y de técnicos de la Secretaría de Estado de Seguridad, permitirá verificar si esa asignación presupuestaria es la suficiente o si, por el contrario, debe ser incrementada. En este último caso, el compromiso es asumir el dictamen.

La apuesta del Ministerio del Interior y los representantes de los policías nacionales y guardias civiles, además, es ir más allá y atajar este problema en su origen para que no pueda volver a generar situaciones de desigualdad salarial entre profesionales de la seguridad pública. Así, y también por primera vez, el Gobierno impulsará un instrumento legal que impida esos desequilibrios retributivos en el futuro.

Esta apuesta real por la equiparación incluye, además de esos 807 millones de euros y tras la firma del II Acuerdo para la Mejora del Empleo Público y de las Condiciones de Trabajo el pasado viernes, un incremento de las retribuciones básicas que en el ámbito de la Policía Nacional y la Guardia Civil supondría unos 300 millones de euros en el trienio 2018-2020. Además, y para que los agentes en situación administrativa de segunda actividad/reserva sin destino puedan acogerse a estas mejoras económicas, se ha previsto asignar una partida de 100 millones de euros, permitiendo así su regreso a la actividad, siempre dentro de unos puestos de trabajo adaptados a las condiciones psicofísicas de ese tramo de edad.

El Ministerio del Interior ha garantizado a los firmantes del acuerdo que el esfuerzo presupuestario de 2018 se hará a través de los Presupuestos Generales del Estado y que, en caso de no ser apoyados en sede parlamentaria, se utilizará otra herramienta normativa para que esos 500 millones de euros se cobren este año.

Juan Ignacio Zoido ha priorizado durante estos meses de negociación la responsabilidad como eje del acuerdo y el pleno respeto a quienes lo han alcanzado, como legítimos representantes de los intereses profesionales de policías nacionales y guardias civiles, y recuerda que aquel se basa en cifras objetivas y sometidas a contraste externo.

Zoido ha apostado desde el inicio de la legislatura por abordar el problema histórico de la equiparación salarial en un contexto más amplio, diseñado y coordinado por la Secretaría de Estado de Seguridad, que también incluye inversiones en equipamientos de protección, instalaciones, medios de trabajo y proyectos de innovación tecnológica, de tal forma que las condiciones en las que desarrollan sus cometidos los agentes de Policía Nacional y Guardia Civil estén a la altura de sus excelentes resultados profesionales.

Sé el primero en comentar

Deja una respuesta

Tu mail no será publicado


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.