¿Cómo cortar el jamón de Jabugo?, la tienda Repibérico lo explica

El término jamón de Jabugo es una denominación de origen que se le concede al producto elaborado en la provincia de Huelva. La ubicación precisa se encuentra al norte, en pueblos como Cortegana, Aroche, Araena, Cumbres Mayores, Galaroza, Santa Olalla del Cala, Corteconcepción y Jabugo, entre otros.

Según explica la tienda online especializada Repibérico, esta denominación de origen data de 1976. Las condiciones climáticas del Parque Natural Sierra de Aracena y los Picos de Aroche, junto a una maduración artesanal, le otorgan un sabor y textura especial a uno de los productos más representativos de la despensa española.

Distribuidores del auténtico jamón de Jabugo

Repibérico es una distribuidora de productos de cerdo ibérico y otras delicatessen de alta calidad. Envía sus exclusivos productos a diferentes sitios de España y otros países del mundo, entre los cuales figuran el emblemático jamón de Jabugo, paletillas, lomos de cerdo, chorizos, salchichones, quesos de oveja y de cabra.

Como vecinos de El Repilado, en Jabugo conocen a la perfección las características finas de este jamón con denominación de origen. Por eso seleccionan cuidadosamente las delicias que ofrecen a su clientela. Un ejemplo de esto son sus productos El Castañar de Jabugo, entre los cuales destaca el jamón. Una de sus estrellas es el Jamón de Bellota Premium Selección Especial.

También venden los jamones de marcas autóctonas de la zona como Escuredo, y La Jabugueña, todos con la garantía de calidad que proporciona su denominación. Se trata de un producto que destaca por su retrogusto con variedad de matices penetrantes y un sabor intenso. Repibérico lo define como una auténtica experiencia para el paladar gracias a que proviene de un cerdo criado en la libertad de la dehesa.

Una verdadera obra de arte

La elaboración del jamón de Jabugo es un trabajo que requiere un proceso natural y meticuloso, como toda una obra de arte. Para el equipo de Repibérico, es un producto que, por sus características exclusivas, requiere de un ritual de corte muy especial. Por tal motivo, es esencial que el consumidor final sepa cómo cortar este tipo de piezas.

Recomiendan comenzar a cortarlo desde la pezuña hacia la parte superior, que también es conocida como la maza. Esto se debe que en la zona más delgada del producto se encuentra la carne más veteada y por ende, la que tiene un aroma más intenso. Seccionarlo de esta manera permite que la grasa vaya bajando paulatinamente, reforzando la textura y el sabor de toda la pieza.

La orientación en que se ejecutan los cortes también es muy importante. Hay que hacerlo en dirección de la línea del veteado del propio jamón para que cada loncha contenga todo el potencial de olor y sabor. En Repibérico explican que de esta forma, la grasa se va integrando mejor a la carne, aportando ese gusto y bouquet únicos del jamón de Jabugo.

Comenta

Deja una respuesta

Tu mail no será publicado.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.