Lo más peques de El Dojo se hacen con el Campeonato de España de Kenpo

El Dojo de Madrid, una reconocida escuela de artes marciales que se especializa en la enseñanza del Kenpo Kai, ha brillado una vez más en el reciente Campeonato de España Infantil de Kenpo en Guadalajara.

Bajo la dirección del campeón del mundo de combate contacto, Danilo Jude Bardisa, y con el incansable esfuerzo del entrenador Carlos Cid Cabezon, los alumnos de esta escuela han demostrado un nivel excepcional de destreza y dedicación.

En este campeonato, los estudiantes del Dojo de Madrid han conseguido resultados sobresalientes que destacan su compromiso con la excelencia deportiva. 

María Dolores Alonso Vázquez: subcampeona de España en la categoría de semicontacto alevín femenino y campeona de España en semicontacto alevín.

Joao Bosco Espinosa de los Monteros: subcampeón en semikenpo infantil masculino.

Pablo Valenzuela Vivar: quien obtuvo el tercer lugar tanto en semikenpo como en semicontacto cadete masculino.

Son ejemplos destacados del talento que se cultiva en esta escuela. Detrás de estos logros deportivos hay un arduo trabajo y sacrificio. Los alumnos del Dojo de Madrid han invertido horas de entrenamiento riguroso, dedicando tiempo y esfuerzo adicionales para prepararse adecuadamente para las competiciones. En una etapa de la vida marcada por cambios físicos y biológicos significativos, así como por desafíos emocionales y sociales, la disciplina adquirida en el tatami se convierte en un recurso invaluable para enfrentar los desafíos cotidianos.

El Dojo de Madrid no es ajeno al éxito en competiciones a nivel mundial. Con un enfoque en el desarrollo integral de sus estudiantes, esta escuela ha logrado llevar a varios de sus alumnos a la cima del escenario mundial en el pasado. Bajo la tutela de Bardisa y el liderazgo de Cabezon, los estudiantes del Dojo de Madrid continúan cosechando éxitos deportivos y personales, demostrando el impacto positivo que esta escuela tiene en la vida de sus alumnos.

Los logros de María Dolores, Joao Bosco y Pablo son testimonio del compromiso y la dedicación de los estudiantes del Dojo de Madrid, así como del talento y la experiencia de sus entrenadores. Más que una escuela de artes marciales, El Dojo de Madrid es una comunidad unida por un compromiso compartido con la excelencia deportiva y el crecimiento personal. A través del esfuerzo y la determinación, estos jóvenes atletas no solo han alcanzado el éxito en el tatami, sino que también han desarrollado habilidades y valores que los acompañarán a lo largo de sus vidas.

Comenta

Deja una respuesta

Tu mail no será publicado.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.