El Departamento de Oftalmología del Hospital Universitario Dexeus realiza la cirugía para el orzuelo

El orzuelo se encuentra entre las patologías más comunes y molestas del ojo.

Esta ocurre debido a la infección de una o varias glándulas sebáceas que se encuentran en el borde de los párpados, ocasionando una especie de pelota rojiza, similar a un grano, que resulta muy sensible y doloroso al tacto.

En la mayoría de los casos, el tratamiento más usual para el orzuelo es la aplicación de paños calientes o la administración de antibióticos. Sin embargo, cuando no existe una mejoría a pesar de estos procedimientos, es necesario recurrir a una cirugía para el orzuelo.

En Barcelona, un centro oftalmológico especializado en este tipo de procedimientos es el Departamento de Oftalmología del Hospital Universitari Dexeus.

Formas de detectar la complicación del orzuelo

Normalmente, el orzuelo suele durar entre 8 a 10 días. Sin embargo, cuando la infección supera este período de tiempo, sin disminuir, se origina el orzuelo enquistado. Esta complicación ocurre porque las glándulas de la base de las pestañas se han taponado, provocando un mayor abultamiento de la secreción del párpado.

Esta situación, además de ser poco estética, resulta molesta para quienes lo padecen. Entre los principales síntomas del orzuelo enquistado, se encuentran: dolor en la zona de la inflamación que puede irradiarse por todo el ojo. Además, se produce un enrojecimiento ocular y dolor al tocar la lesión y, en algunos casos, el agrandamiento del quiste presiona el globo ocular, provocado visión borrosa.

Ante la presencia de algunas de estas señales, lo más recomendable es acudir a un centro clínico de ojos especializado en esta patología, como el Departamento de Oftalmología del Hospital Universitari Dexeus, para la evaluación de la dolencia y la aplicación de una extirpación del orzuelo, mediante cirugía.

¿Cómo es la cirugía para el orzuelo?

Una vez que el equipo oftalmológico del hospital ha confirmado la presencia del orzuelo enquistado, procederá a drenar su contenido mediante cirugía para combatir la infección y eliminar la protuberancia.

La intervención se realiza bajo anestesia local y bajo un proceso sencillo y casi indoloro. Como primer paso, el especialista limpia y desinfecta la zona afectada donde se realizará la incisión, luego procede a colocar la anestesia local en el borde de los párpados para evitar dolor en el paciente. Después, realiza un pequeño corte en la cara interna del párpado para drenar todo el contenido del orzuelo enquistado.

Una vez que se ha drenado la infección del ojo se da por terminada la cirugía. Cabe destacar que esta no requiere suturas ni es necesario someterse a curas complejas. Asimismo, el tratamiento posoperatorio incluye algunos medicamentos antiinflamatorios y colirios durante al menos una semana, para reducir la inflamación y evitar infecciones.

El Departamento de Oftalmología del Hospital Universitari Dexeus se encuentra ubicado en el barrio de Les Corts de la ciudad de Barcelona. Además, cuenta con un equipo humano de más de 20 profesionales oftalmólogos especializados en diferentes áreas de la oftalmología. Esto les permite atender casos relacionados con cataratas, cirugía refractiva, glaucoma, ojo seco y oftalmología pediátrica, entre otras patologías del ojo.

Comenta

Deja una respuesta

Tu mail no será publicado.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.