Blow Dry Bar explica las claves para cuidar el cabello rubio en verano

/COMUNICAE/

Blow Dry Bar explica las claves para cuidar el cabello rubio en verano

El cabello rubio tiene una excesiva sensibilidad y permeabilidad a las agresiones externas, es más receptivo a la contaminación, al humo del tabaco, a la cal, etc. Por lo que tiende a cambiar de color, a perder brillo y a deshidratarse, especialmente en verano. Da igual ser rubia teñida o natural, Blow Dry Bar, el nuevo concepto neoyorquino de salón de belleza, vanguardista, orgánico y ecofriendly, explica las claves para cuidar el pelo rubio y no renunciar al brillo y suavidad en esta época del año

Utilizar productos específicos para cabellos rubios, cuyas fórmulas posean agentes que evitan que el color se quede opaco, con aspecto de paja y con tono verdoso por el cloro y la sal del mar. La clave es un champú orgánico, sin sulfatos y con propiedades antioxidantes y nutritivas como el Botanical Repair Strengthening Shampoo de Aveda, que limpia y ayuda a fortalecer y a reparar el cabello dañado con el poder de las plantas, y elimina suavemente el exceso de sebo, los restos de productos y de contaminación.

Lavarse el pelo dos o tres veces a la semana como máximo. Hay que tratar de finalizar el lavado con agua fría para sellar la cutícula del cabello y que quede con más brillo. En verano, el pelo tiende a estar más deshidratado, por lo que es imprescindible aplicarse un acondicionador en las puntas y dejar que actúe para nutrir el cabello, como el Cherry Almond Softening Conditioner de Aveda, con extracto de flor de cerezo, aceite de almendras y manteca de karité de certificación orgánica, ingredientes todos de origen natural que acondicionan profundamente el cabello restaurando la suavidad y el brillo del mismo.

Con el cabello teñido o con mechas, hay que elegir un champú reparador brillo con pigmentos violetas. Además de nutrir y proteger la fibra capilar, evita los reflejos amarillentos y verdosos.

Usar un aceite vegetal para las jornadas de playa o piscina. Aplicar una generosa cantidad de un aceite vegetal de calidad como el de naranjas dulces, lavanda o almendras, sobre el pelo antes de tomar el sol o nadar y el cabello y color, permanecerán intactos. Además, evitará la rotura de las fibras capilares y se obtendrá una melena súper hidratada.

Una vez a la semana, hacer un tratamiento casero de hidratación profunda. Tras lavar el cabello, aplicar una mascarilla reparadora y nutritiva en toda la melena y dejarla actuar durante horas, con el pelo enrollado en una toalla antifrizz. Se puede usar Botanical Repair Intensive Strengthening Masque Rich de Aveda, que repara de forma intensiva y fortalece el cabello al instante. Acondiciona con el doble de lípidos vegetales con mantecas añadidas. El cabello está visiblemente más sano, suave y brillante tras un solo uso.

Aprovechar las altas temperaturas para evitar las herramientas de calor, como el secador o las planchas. Se puede conseguir unas ondas surferas y naturales rociando el pelo mojado con un spray de agua con sal y haciéndose dos trenzas gruesas y apretadas, dejar que se sequen de forma natural, et voila! cuando se deshagan, se obtienen unas ondas ideales.

Si no hay otra opción que utilizar secador o planchas. El cabello rubio teñido exige el uso de protectores térmicos si se piensa usar planchas, tenazas rizadoras o secadores. Para proteger el cabello y obtener volumen, fijación y acentuar el color rubio, se puede usar el Blow Dry Accelerator Retail, una prebase con diversos beneficios para uso con secador, elaborada con un 90% de ingredientes de origen natural, que reduce el tiempo de secado y deja el cabello perfectamente preparado para peinarlo. El ácido láctico de origen natural procedente de la remolacha azucarera contribuye a suavizar y sellar la cutícula capilar.

Acerca de Blow Dry Bar
Blow Dry Bar es mucho más que una peluquería en Madrid, es un nuevo concepto neoyorquino que aúna ocio y belleza. El salón ofrece más allá de un servicio de belleza de alta calidad y con los mejores productos. Es un lugar social, con el concepto de bar, en el que se brinda una experiencia distinta y original a los clientes.

Un sitio para relajarse con un buen café un día por la tarde, o donde degustar un cóctel después del trabajo, mientras aprovechas para renovar el look. El salón- bar es sinónimo de disfrutar de una buena experiencia de peluquería, sin pretensiones de ningún tipo.

Su fundador es el prestigioso estilista italiano Daniel Sigigliano. Nacido en una familia de artistas, empezó a trabajar a los 14 años en una pequeña barbería de Nápoles, y poco después, consiguió trabajar en los mejores salones de la ciudad. Se formó en Milán, la ciudad de la moda y las tendencias y en Londres en la gran escuela de Vidal Sasoon. Ha tenido la oportunidad de trabajar con los iconos del mundo del cabello y desarrollar su parte más creativa, formando parte de equipos artísticos y trabajando como director creativo en los mejores salones europeos. En 2014 funda su concepto Blow Dry Bar, un salón de belleza donde peinarse y maquillarse como una verdadera celebrity en tiempo récord, mientras disfrutas de una carta de bebidas artesanales. E incluso, con posibilidad de pedir el servicio a domicilio.

En Blow Dry Bar creen que la belleza perfecta es diferente para cada persona, pero siempre una belleza real y natural, que proteja el cabello mediante el uso de productos orgánicos. Se adaptan siempre al carácter de cada cliente, personalizándolo para concebir su corte y color. Son expertos en #HairDesign.

¿Dónde?
Calle de Pelayo, 76 Madrid
Calle de Juan de Mena, 14 Madrid
www.blowdrybar.es
@bdbmadrid
Blow Dry Bar

Fuente Comunicae

<