La AVT censura que se ponga fin a la dispersión con el acercamiento de un etarra que desea volver a matar

MADRID, 1 (EUROPA PRESS)

La Asociación Víctimas del Terrorismo (AVT) ha censurado que se ponga fin a la política de dispersión en vigor desde los años 80 con Iñaki Bilbao, un etarra que manifestó abiertamente su voluntad de volver a asesinar. Además, ha mostrado su temor de que estos acercamientos sean la “antesala de la impunidad” a través de permisos, la libertad condicional o “incluso indultos”.

“Parece que nuestra concentración a las puertas del Congreso no ha generado ningún sentimiento de empatía en el Gobierno de España”, se ha quejado la AVT, recordando que se desmarcó el domingo del acto institucional por el Día de las Víctimas. “Pedro Sánchez ya puede presumir ante sus queridos socios de Gobierno de EH Bildu de que ha cumplido una de las reivindicaciones históricas de ETA: ha acercado a todos los presos”, añade.

La AVT ha lamentado que todos los presos se encuentren ya en prisiones de Madrid hacia arriba, incluyendo hoy a Iñaki Bilbao, “famoso por amenazar a jueces durante los juicios y autor de la frase en 2019: ‘Si me dieran otra oportunidad en esta vida, cogería un arma y retomaría la lucha armada aunque fuera solo”.

“No es ya sólo que no se exija la colaboración con la justicia para comprobar si verdaderamente están arrepentidos, es que hoy directamente ha acercado a un preso que ha manifestado su voluntad de volver a asesinar”, ha denunciado la AVT sobre Iñaki Bilbao, uno de los cuatro terroristas que continuaban hasta este jueves en la cárcel de Puerto III, en Cádiz.

DISPERSIÓN COMO MEDIDA PARA LA REINSERCIÓN

La asociación lamenta que se haya dado por “finiquitada la política de dispersión, una medida que se ha demostrado efectiva a lo largo de estos 34 años” como medida que buscaba “facilitar la reinserción de los etarras frente al control férreo sobre sus presos que imposibilitaba cualquier signo de disidencia o reinserción”.

Según los datos de la AVT, con la llegada de Pedro Sánchez al Gobierno en junio de 2018 se impulsó un cambio de política penitenciaria que ha propiciado 247 traslados correspondientes a 201 etarras. Al País Vasco o Navarra se han aprobado 66 acercamientos, de ellos 13 por tercer grado y 7 por enfermedad.

Son 96 los terroristas beneficiados del cambio de prisión, acumulando entre todos 295 víctimas en 215 atentados. En este tiempo también se han aprobado 22 progresiones al tercer grado, pasando la práctica totalidad del resto al segundo grado o régimen ordinario, lo que permite solicitar permisos penitenciarios en cumplimiento de la legislación.

“Desgraciadamente, tenemos la convicción de que esta sangría de acercamientos no es sólo un cambio de prisión: son la antesala de las progresiones de grado, los permisos penitenciarios, la libertad condicional o incluso indultos”, señala la AVT en su comunicado, que ven esta decisión la “antesala de la impunidad”.

La AVT responde a quienes le acusan de ser vengativos. “Nosotros solo pedimos que se aplique la ley, toda la ley para que los responsables de estos terribles crímenes cumplan íntegramente sus condenas, para que cualquier mejora en su situación penitenciaria requiera una colaboración efectiva con la justicia y para expulsarles de las instituciones”, concluye su comunicado.

<

Comenta

Deja una respuesta

Tu mail no será publicado.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.